6.03.2010

CANTA OH MUSA.

Canta Oh Musa....!
...

...

...

...

(Cric, cric)
...

...

...

...

Mmmm debo confesar que hace mucho no pasa por acá. Seguramente debe estar muy ocupada sugiriéndole nuevas ideas a Tinelli para que pueda seguir afanando valiosísimo tiempo de aire, mientras expone a una pobre ancianita decrépita perrear con movimientos orgíasticos (si es que no es otra de las geniales máscaras de los dobles de Tinelli, o alguna que le sobró a la producción de Gran Cuñado). O tal vez, esté exorcizando a Cristina mientras vomita sus asquerosos discursos déspotas. Aunque probablemente murió junto a Omero, cuando aún se valoraba la buena literatura, que esta Musa pondría en papel con pluma, dibujando una caligrafía añosa, que también murió en las aulas del Himno a Sarmiento, esta vez mortal, y con la luz apagada.

Pero como en este país son más las cosas que faltan que las que sobran, y no hay ninguna de cal -menos una de arena-, mejor no invoco a nadie, ya que mientras menos tenés menos te pueden robar, y no me gustaría que ella, la Musa, esté en alguna villa de mala muerte justo cuando tenga que inspirar a Messi con algún gol fortuito para pasar a segunda ronda. Y como de la muerte, los impuestos y los chorros no se salva nadie, le tendremos que pedir a Quilmes que nos preste a Dios, para que sea ÉL el del tiro de esquina al ángulo en los últimos 5 de descuento.

Ya siendo consciente de que tengo que plasmar estas líneas por mi propia cuenta, invoco por lo menos un buen asunto sobre el cuál escribir. Y otra vez espero en vano. Ya que más palabras que "mundial", "Ricardo Fort", "Maradona", (iba a poner Bicentenario pero eso fue hace muchiiiiiiiiiiiiiisimo, y ya nadie se acuerda), "culos", "Facebook", "Twitter", "Grecia", "Tinelli", "K", "K", "K", "más culos" y "la adopción Gay", no se me ocurren. Ah, me olvidaba de "la gripe A", pero como en este mes ya hay show asegurado, la dejamos pendiente por las dudas, por si los africanos, que tienen mucho más que gripe A, nos dejan afuera, y no tengamos de que opinar. Igual con el: "Yo si hubiera sido Maradona..." gastaremos miles y miles de rollos de papel prensa, y dejaremos, gracias a Dios, callada a la Canosa por algunos días, y quizás Fort tenga que salir del Closet para volver a ser el centro, porque el repertorio de Vedetts para inventar romances cínicos ya se agotó hace tiempo.

En fin... como todo me aburre, nada me motiva, pero algo debo hacer (sino además de criticona y sarcástica sería una hipócrita en desdén, argumentando que en nuestro país faltan cosas mientras no aporto nada para hacer la diferencia), voy a contarles lo que hice ayer, aunque lo único que aporte sea una patética hoja del diario íntimo de Martha.

(PD. Léase en el próximo post.)




11.07.2009

El evento.

Posabas erguido, con postura casi exagerada. Agarrabas la copa de la base y tu gestualidad era semi robótica. El caviar del noroeste del mediterráneo era horrible, pero te comías la bandejita entera mientras hablabas con ese que no sabías quién era, pero sí sabías que era gerente. Y ambos se reían a falsas carcajadas , haciendo muecas de parecer estar atentos, y contabas chistes de café más aburridos que escuchar roncar a De la Rúa. La corbata te amorcillaba el cuello, y los zapatos de charol eran tan duros y estrechos cual yeso de accidentado; no veías la hora de ponerte la zunguita violeta! Hablabas de golf y de la suba de la bolsa, cuando tu pasión era coleccionar estampillas de animalitos de la selva, sin embargo, la parodia parecía creíble y ahora todos pensaban que el merval estaba 3 puntos arriba. Pero estando arriba de ese escenario, y mientras improvisabas ante un público que también te hacía el show a vos, mirabas a esa chica de vestido negro y pendientes dorados, y hacías telepatía con el DJ para que te empiece a poner un poco de reggaeton.

Todos quieren menear, todos quieren desprenderse la camisa, estar con amigos de verdad, reírse, disfrutar, agarrar la copa de arriba y encarar a la chica de los aritos de oro como a los 20 años. Pero en los eventos empresariales es todo al revés, y vos formas parte de esa frivolidad. ¿Por qué no nos ponemos todos de acuerdo y nos soltamos, nos desacartonamos? ¿Por qué no somos nosotros y dejamos la parodia para la clase de teatro? ¿Por qué?

5.24.2009

Su verdadera primera vez.

*Se recomienda leer con anterioridad el texto: Calentó el agua y se la tomó-Su primera vez.
La idea de este es contrastar y comparar, ya que en el citado anteriormente, hay un uso literario de palabras y expresiones, lo que generalemente lleva a una cursilería más o menos linda, pero no real, como el relato que se presenta a continuación. Una primera vez de la gente de carne y hueso.




Unas zapatillas rojas y estrelladas encandilaban la noche detrás de una cortina cómplice, la cual en vano intentaba ocultar la patente trasera de su coche, para disimular la obviedad del futuro placer en ese sucio albergue transitorio.

El olor a desinfectante de telo barato impregnaba la ropa, que poco a poco iba revoleándose cuidadosamente sobre la mesada. Nadie sabría de las bacterias invisibles en el piso, como para ponerse a hacer el erótico con pantalones desbotonados en un parquet que no había.

Todo era rosado, no como el color de la flor que bautizaba a la habitación: Jazmín. Lo que sí hacía juego con el cursi nombre, eran las rojas lámparas, y la música melosa que empalagaba los oídos de los tórtolos. Salvo que cada cinco minutos de ritmos arjónicos, una guitarra rockera aparecía entre los gemidos de dolor. Porque era su primera vez, y la satisfacción, sólo aparecía por vagos momentos, en un lengüeteo atrevido, o en una caricia suave.La estrechez de su vientre no era negocio para un fulano, al cual un harén de mujeres en celo, lo llamaban día y noche por algún motivo que era por demás obvio.

Igualmente, después de una cena romántica, y perdidos entre algunos te amo, ni el olor a telo, ni el dolor, ni la música de las cuatro décadas podían impedir que sus cuerpos se volvieran a cruzar, sudaran entre besos de lengua y promesas de amor eterno.

Después de varias poses de algún kamasutra que ninguno de los dos había leído, terminaron en el obligado paso a asearse. Con jabón chiquito lavaron la piel de sus sexos, y volvieron a abrazarse, esta vez tranquilos, sabiendo que era el final de lo peor, y el comienzo de noches desveladas, entre sábanas de nylon y algodón.

Y se preparaban, para volver a casa de ella, a la hora acordada por su madre, y no dejar huellas. Aunque la antigua virgencita tuviera que ventilar su ropa unos segundos antes de darle el beso de las buenas noches.





Otro.

video

Videitos Institucionales Fucking emotivos.

video

11.24.2008

PICAN PICAN LOS MOSQUITOS

*


Sólo quedan pocas semanas para el verano, y los duendes tienen que salir de los árboles del frondoso bosque, ponerse la columbia de corderito, recoger un par de moras para los viáticos y emprender viaje.

Allá, a miles y miles de kilómetros, de ecuadores y meridianos, de océanos y mares, de osos polares hambrientos y esquimales atónitos, los espera su amo, listo para una nueva temporada, de manos tajeadas y jornadas de 24 horas.

La materia prima ya está lista, y miles de cajas con cartas han llegado, para convertirse en el sueño de miles y miles de niños, y a veces de alguno que otro grandulón, de todo el mundo.

Mientras Papá Noel alimenta con comida en altos hidratos de carbono a sus ocho renos, los duendes se ponen su mejor traje y sombrero de color. Le colocan ruedas a las bicicletas, trenzan el pelo de las muñecas, conectan cables de controles remotos y tejen sweters para los niños de la zona.

Si, un noviembre de mucho trabajo, pobre de ellos. Pero si retrocedemos un par de meridianos y doblamos un poco a la derecha, llegamos otra vez a los árboles frondosos. Donde las jornadas son de 8 horas, menos 3, que nos pasamos viendo como puta se prende el aire acondicionado. Es así, se aproximan las fiestas, y por ende el calor, las piletas y las ganas de irse a la mierda, playita y vestidito corto.

En las universidades los alumnos no escuchan, y los profesores ya no tienen ganas de hablar. Los recreos son más largos que las horas de clase, y tomarse una cervecita a las 4 ya no está mal visto.

En el laburo es igual, pero todavía peor, porque no podes tomar cerveza y aunque no escuches a tu jefe al menos tenés que fingir que lo hacés. Las jornadas se te hacen eternas y cuando ves por la ventana la gente en micro shorts y exhalando verano, deseas que se ponga a llover y que ellos se mueran de envidia de vos, que estás bajo techo, en una oficia patética, con cortinas marrones y olor a casa de abuela. Pero los marrones son ellos y vos, estás más blanca que el papel que tenés adelante, que no podes llenar con ninguna buena idea. Mientras alucinas que tu botellita de agua mineral es una pileta de natación y tu asiento de 90º es una reposera, tu cuello se anota turno al kinesiólogo.

Después pasa noviembre, rápido pero duro. Muchas fiestas, evento por acá, evento por allá, cócteles y recitales y todas esas cosas donde no sabes que ponerte. El sueldo de las vacaciones te lo gastas en un par de vestiditos, con la ilusión de conocer en algunos de esos ágapes a tu príncipe azul, casarte y pasar tus vacaciones frustradas en un crucero en las islas griegas.

Llega diciembre, empezás a llegar al laburo con cara de resaca, pero tu jefe no se da cuenta porque está igual. Fiesta de fin de año de la empresa, y todo el respeto y la seriedad que construiste durante esos largos años, se convierte en abrazos, chistes malos, confidencias en vos alta, copas de champagne y guiños de ojo con ese que tanto te gustaba pero que nunca te atreviste a hablar. Y lo que pasa después ya lo sabés, al igual que las 200 personas que estaban en la fiesta.

Después de todo, prefiero ser un duende.

10.06.2008

Calentó el agua y se lo tomó


Su primera vez


Su respiración era honda y su cuerpo curvado debaja ver esas costillas sobresalidas en su raquítico torso.

La música ochentosa los acompañaba suave, al igual que las huracanadas sábanas de seda India. Y las velas sugerían con su llama, sombras entregadas, sobre la curiosa pared que observaba desvergonzada.

Una camisa en el piso, manchada de uvas tintas. Y un botón sin dueño.

Sonrisitas cómplices y miradas empalagosas. Caricias vulnerables y besos desmesurados.

Las gotas de sudor se fusionaban con su piel de gallina evidente, y esa guerra en su vientre, entre el sigue y el detente.

La frágil muñequita de porcelana sólo quedaría guardada en los álbumes familiares, al igual que una nueva historia, para tardes de té y bizcochuelo al lado de la chimenea.

9.21.2008

Ponele, primavera.

Te comprás más perchas, porque tenés que colgar esas pesadas camperas que no vas a usar hasta el próximo año.
Sacás las polvorientas hawaianas del placard.
La mini falda exhala naftalina.
La señora que te depila ya no tiene tiempo para ver la novela.
La señora de la cama solar se la cuenta.
Ella paga las cuotas atrasadas del gimnasio.
Él deja de ponerle crema al café matutino.
Empezás a ver Fuji en el supermercado.
Y ya no encontrás guiso de lentejas en el sector "comidas caseras".


Bueno sí, ponele que también te levantás y ya está de día, igual que cuando te vas a acostar después del boliche. Que comprás más puchos porque cuando salís a tomar algo te sentás en las mesas de afuera y que el subte huele a huevo.

Pero no era a lo que quería llegar. La muy anhelada primavera llega sin avisar y en el aire hay una convocatoria de hormonas. Ya sabemos que es la época del amor y que en la plaza los enamoraditos caminan de la mano. Dan más películas románticas en el cine, y todas tus amigas consiguen un chongo temporario. Y las que ya venían cuchareando desde el invierno, deciden casarse. Hasta acá todo parece color de rosa, todo muy lindo y sarasa.

Pero vos estás sola, no tenés tiempo para ir al gimnasio, y además de ponerle crema al café, te comés media docena de facturas con pastelera. Usas ropa negra para disimular esos kilos extras, y de paso contrasta con el color de tu piel.

Por supuesto que nadie duda que es la mejor época del año, ni frío paralizador ni calor desmesurado. Ropa suelta, y dormir sin ventilador. Pero también estaría bueno, que la primavera sea democrática, que no discrimine. Ponele, que si hay chongos, que sea para todos. Si alguien saca abdominales, que todos saquen. Si la vecina se pone botox, me pongo 100 de lolas.

Bienvenida primavera!

8.29.2008

Ninguna de cal, ninguna de arena.

.

Caballeros, esos de las películas medievales, vestidos con lujosos trajes llenos de encajes y piedras preciosas estilo Luis XV, y aquellos majestuosos jinetes, resguardados dentro de sus brillantes armaduras y acompañados de sus blancos corceles envueltos en kilos de hierro forjado.

Esos eran los de antes. Pero en este capítulo de la novela, no nos detendremos así como así en un pasado remoto, si no que nos sumergiremos sin patas de rana ni nada, a hablar de los “caballeros” de hoy, XXI siglos después de que Jesús transformara el agua en vino de mesa. Seres que mañana serán únicamente un mito, pero que hoy, son tapa de revista, empleados de oficina y hasta los podés encontrar durmiendo en tu propia cama.

Dicen los especialistas, que este ser que ayer brillaba por sus alhajas de oro, hoy brilla por su ausencia. Las mujeres lo sustentan en su sano juicio, y ellos, siguen sin dar pie con bola. Ellas, lo lamentan; ellos, se cagan de risa.

El hombre moderno y canchero de nuestros días se lleva el mundo por delante, o al menos eso cree, pero se olvida, que hay mujeres que leyeron extensos manuales de historia medieval, o que se sentaron tardes enteras con la abuela Pocha a tomar unos mates, y que esperan algo más de una relación amorosa, si es que hoy se puede aspirar a eso (Yo diría que a ponerla, a fumarse un pucho y a morfar el pedazo de pizza que sobró de anoche).

Ellas, desean que les digan lo lindas que están, que les abran la puerta del auto, o que les presten el abrigo en esa fiesta pleno Julio, donde hay escarcha, y ella, vivita y coleando, se fue vestida igual que al desfile de Dotto en Punta del Es.

Te pasaste horas tratando de seducir al espejo, te gastaste kilos de rubor, decenas de tarros de perfume importado, sólo para que él llegué, y toque un bocinón, o te mande un puto mensaje de texto que dice: “gorda, estoy afuera”. Gorda tu abuela. Hace dos semanas que estás a yogurcito Ser y lechuga repollada, y él se da el lujo de decirte GORDAAA.

Idignada, demorás a propósito; mínimo, habías esperado que te toque el timbre. Y salís, con tu vestido de seda, y unos tacos que te hacen sentir más insegura de lo que ya estabas, de una que te vas a caer. De repente, lo vez, y por dentro pensas: “Uf, por lo menos se bajo para veme y para abrirme la puerta del auto”. Le decís hola, y él te dice, que le gusta más el vestido que te habías puesto la otra vez. La vena ya se te explotó. Pero como ya más o menos sabés como viene la mano, ningún ancho esta vez, te la comés. “Gordi, ¿adónde está el auto?”, emm, vine en la moto te dice, y vos te empezás a reír, hasta que te das cuenta que no era un chiste, le hacés un escándalo, y a los 10 minutos estás arriba de la moto, maldiciéndolo a él, a su moto, y a todos los santos. Y encima, cuando vuelven de la fiesta, te empieza a dar besos y te pide perdón, todo porque estás sola en tu departamento, encima un caradura el muy hijo de puta. Lo peor, es que le das los besos, y termina durmiendo ahí con vos. Que hijo de puta.

Esta, es una historia de las tantas. Pero como la chica que se despeinó rumbo a la fiesta, está la que tiene una hernia porque Juan no la ayudó cuando levantaba el sillón para limpiar el piso; la que tuvo que comprar flores de plástico, porque nunca a Rodrigo se le ocurrió que a una mujer le gustan esos detalles; la que tiene dos moretones en el culo, porque Hernán nunca le acercó la silla cuando fueron a cenar; la que murió deshidratada, porque Roberto nunca atinó a servirle agua en la comida; y por último la que fue el baño y no pudo limpiarse el culo, porque se gastó 5 rollos secándose las lágrimas el día en que Javier se olvidó que era su aniversario.

Chicos, no queremos que nos compren una 4x4 (mmm, bueno tal vez un Susuki Fun, o un Gol), ni pretendemos que se gasten todo el sueldo en un anillo de brillantes, pero necesitamos sentirnos amadas, respetadas, protegidas, y no es un capricho; hasta la mujer más autosuficiente, más osada y más fría, quiere que le regalen ese ramo, o que al menos le digan lo lindas que está (una mentirita piadosa de tanto en tanto está perdonada).


Doritos dice: “Que vuelvan los caballeros”

8.16.2008

RRPP

No te rompás el culo estudiando 5 años, o 7, dependiendo de tu coeficiente intelectual y las ganas de hacerte una paja que tengas.

Para ser Relacionista Público o RRPP, una forma igualmente válida y mas top de decirle, no tenés que leer extensos y aburrídídimos manuales, ni perderte el fútbol 5 con los pibes, o la novela de las ocho y media porque a la profesora se le ocurrió quedarse media horita más dictando un texto que no vas a escribir. Ni tampoco te vas a tener que bancar el kioskero con aliento a salame de milán, a esa gorda que estudia Nutrición (para colmo) y que te persigue por toda la Universidad y fuera de ella también, ni a tus compañeros que se tiran papelitos en medio de la clase como si estuvieran en segundo grado.

Para ser un verdadero RRPP, tenés que ser dueño de algunos tips escenciales. Que te van a hacer dueño de una agenda de contactos más larga que la guía, y las minas más perras, o te van a hacer morir en el intento, y vas a terminar limpiando autos, vendiendo celulares o robando bancos.

Primero que todo, y la parte del aviso del diario donde diría EXCLUYENTE, es que tenés que poseer el monopolio de la belleza. Cara linda. Si tenés ojos azules y nariz respingada mejor, si no, andá pensando en una cirugía. Abono en la cama solar del barrio y la mina que te hace las uñas mejor que se venga a vivir al barrio. Es así, quieras o no, la caripela vende, y tu jefe te va a pagar por eso, y por el botox de los labios. No lo defraudés, che.

Y no te hablo de ser RRPP del boliche más hot. Te hablo de ser uno que puede laburar tanto en una Pyme o en Coca Cola Company. Un tipo que puede llegar en un Mercedes Benz o en un Fiat, pero del 2002 en adelante. Y un chavón que puede tener amigos de la alta sociedad, o puede tener un amigo que le fie en el lavadero. Eso sí, porque si tu fierrito no brilla es lo mismo que caigas con un Chevy de los 80, aunque si el susodicho es de colección, bienvenido al club.

Otra combinación que tiene que tener ÉL, o tenés que tener vos, y ya dejando de lado el tema de la apariencia, es el chamullo, caro, barato, parla en fin. La forma en que te expresás, lo que decís cuando abrís la boca. Uh, otra vez la maldita apariencia, dije boca, y me olvidé del Padre Nuestro de los dientes blancos, y el aliento a cima del Aconcagua y Menthol. Y si no, dos buches de Lysterine antes de la reunión y vamos andando.

Cuando la sonrisa ya está en quinta, viene ese toque de simpatía oral. Sí o sí tenés que fingir que sos el mejor amigo del mundo, pero humilde... sin llegar a ser víctima. Aunque sólo seas la mentira más grande disfrazada de oveja. Tenés que tener el mejor Packaging, aunque tu fecha de vencimiento sea anterior a la de nacimiento. Ser persuasivo y manipulador, pero no evidente. Mostrar, pero no del todo. Atraer, pero sugiriendo... em, digo, no como el escote de Moria Casán.

Y ya casi estás llegando a la última etapa, ya te me vas de las manos, ya estás entrando al mercado, y todos quieren comprarte. Ahora sos omnipotente, nadie te va a parar correcaminos. Cuando tus amigos necesiten buscarte, no te van a llamar al celular, van a pedirle a sus sobrinos la colección de "¿Adónde está Wally?", porque vos, vas a estar en todas, tanto en los momentos de crisis, como en las victorias; en el casorio de Flor de la V, como en la suba de la bolsa de Bovespa; cumpleaños de 80 de la abuela o en la conferencia de prensa del Burrito Ortega. Vas a ser un camaleón y no hace falta que te explique cuál será la ocación.

PD: Rolex en la iquierda. NO a los anillos de casamiento (de última en el bolsillo). SÍ a que la gorda de nutrición te cambie por los sandwiches de salame del pibe del Kiosco.

8.10.2008

Dime con qué te emborrachas y te diré quién eres.

6 vasos de Fernet c/Coca (un quinto de Coca, cuatro de Fernet)

Sos un tipo fiestero. Te gusta la joda más que el partido de fútbol del Domingo y el escavio, te calienta más que un pete de María.
Cuando vas de boliche, siempre la pilcha es lo que cuenta a la hora de encarar. Usas remeras lisas, de colores vivos, o camisas a cuadritos pero sin el caballito, también un pantalón gastado y medio suelto, que a veces hace que te confunda con Ricardo, mi plomero. Y siempre zapatillas de lona que no lavás desde que tu vieja de las compró, cuando tenías quince.
Suerte con las minitas no te falta. Tenés un chamullo en liquidación, hasta agotar stock de 10.000 unidades (promoción válida en toda la República Argentina). Pero sin embargo la oferta, nunca supera la demanda. Estás más demandado que Brad Pitt haciendo un streptease en Lavalle y Florida, pero vos, sabés de qué se trata esta movida, y al igual que Brad, te hacés el lindo y no mirás a nadie, mientras bailás con tus amigos y te pedís el cuarto Fernet.
Y no sabés en qué momento fue, ni cómo sucedió, pero ya vas por el sexto y estás tan divertido como aquél día en la montaña rusa del Parque de la Costa en el que tu amigo vomitó a una vieja en la cabeza, y a la vieja se le salieron los dientes cuando volvió a vomitar del asco. Pero te dejás de reír cuando te das cuenta de que ahora, no hay más música, mirás al Dj con cara de "Qué estas haciendo man, el boliche hoy es mío", pero esta vez el que se hace el lindo es él. Y mirás tu vaso en el que ya sólo queda el cadaver de un hielo.
Te vas, pero no te llevas a ninguna de tus chicas. Te gusta hacerte el lindo hasta para salir del boliche y subirte en el Fiat Uno blanco que dejaste estacionado a 3 cuadras. Pero cuando llegás a tu casa, llamás a María y esta vez, si te calentás.


7 porrones de litro al hilo

¿Sos un tipo? Sos medio raro, eso seguro. Yo con dos porrones quedo adeudando cuentas de propina con la mina que limpia el baño y encima mis amigas me tienen que sacar arrastrada del boliche si es que la ambulancia no llegase a tiempo. Te digo quién sos, sos un borrachín de cuna, un alcohólico de profesión, medalla de oro y 5 discos de platino. Si fueras una esponja de adeveras, podrías chuparte el Río de la Plata.
Sos de esos que van todos los días al mismo bar del barrio, a la misma hora, con la misma cara de resaca. Entrás, saludas a los pibes y te sentás en la misma mesa que ayer. Te fumás un pucho mientras tirás las cascaritas del maní que te estás devorando, al piso.
Sos de esos que se ríen a carcajadas mientras le pegan a la mesa, y nadie sabe de qué. El negro contó un chiste hace veinticinco minutos y vos todavía seguís tentado.
Sos de esos que se tiran un eructo adelante de una dama, de tu mejor amigo o de tu jefe . Y esos que siempre necesitan llevar su desodorante más otro de reserva en el bolsito, porque chivan más que todos los ciclistas del Tour de France juntos.
Tenés una panza más grande que Papá Noel y un arito en tu oreja izquierda. El pelo descuidado, tres días de franco con la ducha, y un tatuaje medio borroso de la banda de rock que te gustaba a los veintipico.
Si hablamos de vos y el sexo femenino, mejor comprate una fábrica de consoladores. Las minas te escupen cuando vos, con tus buenos modales y tu estilo galanezco de película en blanco y negro les decís que tienen unos bellos ojos color café y que querés chuparles bien la fxgghtywanj y terminás con un "mamita" y con tres gotas a punto de precipitarse desde tu labio inferior. Así que te conviene ir ahorrando, porque además de la fábrica de consoladores te vas a tener que comprar una de baberos.


5 Whiskys Buchanan´s reserva 25 años, con 3 hielos grandes cada uno.

Pienso en Whisky y se me vienen a la cabeza esas novelas de ricos y famosos, donde el malo entra siempre a su súper mansión de su quinta de Pilar y se toma uno a cualquier hora del día, y siempe el hielo del barcito está a -5 grados a cualquier hora del día, aunque afuera de la cubetera hagan 37.
Sos una mezcla entre ficción y realidad. Un poco sofisticado y más detallista aún. Siempre punta en blanco, con tu camisa planchada y tus pantalones que te quedan casi pintados. Desgraciadamente no fue Dalí. O esa remera escote en V y pantalón cargo color beige, combinado con un peinado que para vos está de moda, pero para todos los demás sos un metrosexual y un puto que se la come redoblada. Pero vos, galán, tenés más minas de las que aparentás.
Igualmente por el tema del Buchanan´s podrías entrar en la categoría de viejo verde con un par de canas, que se fuma quince habanos por noche y mira las gomas de la moza que según él está buenísima. Pero prefiero describirte a vos, que a pesar de tu pelo con gel, sos un macho de esos que se la banca enserio, hijo de tigre, nieto de tigre y bisnieto de tigre. Le ponés huevo a todo, tanto para levantarte a la minita más linda del bar, o para decir "Yo invito la última ronda" adelante de tus trece amigos, aunque en realidad siempre salís con dos o tres. Sos sociable, pero moderado, y para seguir alagándote, dandy de la noche, me animaría a comentar que tenés buenos modales, aunque a veces cuando vas por el cuarto vaso te tirás a la pileta en pleno Julio, y se te escapa un piropo a la moza de las gomas que miden mas de 100, pero uno de los que le copiaste a los pibes de la mesa del porrón.


Dime y te diré quién eres.

La idea de estos próximos 5 posts, es poder descifrar el tipo de gente, y características, que se esconde detrás de costumbres, ademanes, hobbies o simplemente gustos diferentes respecto de los demás.

7.31.2008

LO BUENO DURA LO QUE DURA DURA

LO BUENO DURA POCO

Cualquier relato de Marta la golpeada diría que lo bueno dura poco como los orgasmos, gozás hasta ver las estrellas, pero de las fugaces. Y cuando bajás, y le decís a tu novia que te siga haciendo el favorcito, ella te contesta con un ronquido.

Lo bueno dura muuuuuy poco, y las agujas del reloj giran más rápido. Una teoría que ningún físico ni mecánico se digno en analizar.

Pero hoy, nada de sexo, ni de minas histéricas, ni de salvar al planeta tierra. Hoy digo que lo bueno dura poco porque estoy viviendo algo que se está terminando pero que ni siquiera empezó. Tener que decir chau, cuando recién empezás a sentir sinceros los saludos con un abrazo. Empezar a extrañar el Puf en el que estás sentada y el frío que tenés, pero que tarde o temprano va a ser un cálido recuerdo.

Y sabés que podés volver. Aunque no tengas llaves de la puerta, alguien te la va a abrir, y si no, la rompés a patadas.

Otro dicho citable es que después de la tormenta siempre sale el sol, pero después, viene la tormeta otra vez, y así sucesivamente. Esperás que la próxima vez, prendás la Tele, y el señor del clima, ese canoso parado adelante de su mapa, y con una sonrisa cómplice, anuncie tiempo soleado, y la temperatura marcando 30 grados, pero para siempre.

También vas a extrañar esos Aires Buenos, en los que pudiste respirar más ondo, por eso tus risas fueron tan profundas, y las carcajadas. Y te vas a seguir riéndo, porque en realidad sos feliz, y ante el frío y la tormenta tenés una chimenea, y una familia para pelear a ver quién se sienta en el mejor sillón, a mirar la lluvia torrencial atrás de un vidrio que te aleja un poquito de esa ficción.

Pero el sol que a vos te gusta brilla a 1000 Km. de tu familia, y a vos, te gusta usar anteojos grandes.

Es como cuando estás en la mejor parte de la peli y se corta la luz, o cuando después de esperar toda la noche a que el chico que te gusta te saque a bailar, y finalmente te dice con cara de nada, querés bailar?, viene el Patova de 2 metros y medio, y con cara de algo, les dice que el bolo está cerrando y los invita a retirarse, que educado el hijo de puta! Es el hobbie de la gente, estropearlo todo en el mejor momento y en el mejor lugar, con la mejor cara de… te cagué, GIL.

Y sólo vos sabés lo importante que es esto que vivís. Lo importante que son estas personas que te rodearon durante 31 días y 4 días más de yapa, ojalá ellos también lo sepan. Y lo agradecida que estás, porque gente así no encontrás en todos lados, a veces encontrarlas cuesta más, que jugar a las escondidas en estadio de fútbol. Y te empezás a acordar ese Martes cualquiera, que entraste a un lugar desconocido sintiéndote un cualquiera, pero en el que ahora, te sentís parte, pero no lo sos.

Pero lo que hace ponerte más melancólica, así también más feliz, son todas las cosas que aprendiste, desde qué es en realidad el verdadero arte de hacer "buena" Publicidad, hasta la teoría del sexo y algunas canciones de Rock and Roll. También aprendiste a que las Pattys no se pueden cocinar al horno, a amar el asado de los Domingos que no comiste sobre todas las cosas, y que hasta algo tan simple como un forro te puede hacer zafar. Y también, a hacer malabares para abrir la puerta 10 días después de que encontraste un forro cubriendo el picaporte del edificio.

Hasta te diste cuenta, después de tanto tiempo, que podés hacerte pasar por una Colombiana o una Peruana sin que nadie lo note, o simplemente por una turista que está aprendiendo a hablar en español, tan mal hablo loco? Y si te hacen el truquito de la ceniza, pedí un deseo pero no tan de prisa (sólo para los que le han hecho el truco de la ceniza en la mano). Y lo fudamental que aprendés, es que con los primos no hay que meterse.

Ahora, sos más observadora, más crítica, más madura, más despierta, más independiente, pero también, un poco más sensible. Ahora, te dan un poco de ganas de llorar. Pero quizás este sólo sea un sueño, y mañana despiertes en tu casa y tu vieja te diga media enojada que te levantés, porque vas a llegar tarde a tomarte el bondi rumbo a Buenos Aires.

7.29.2008

LAS HISTÉRICAS


De los cuernos, la muerte y las histéricas no se salva nadie. Pero quizás, en el próximo siglo, se haya inventado un remedio para la segunda.


Clasificar a una histérica es como clasificar para la final cuando todavía no entrás a las preliminares. Es como cuando tenés que elegir un color en Illustrator para la tipo de la tarjetita de cumpleaños de tu sobrino, probas, probas, combinás colores, pero nunca te decidís, verde manzana, verde árbol, verde limón, verde loro, verde arco íris, verde musgo y viejo verde. Pero después, dejás el ¨Te invito a mi fiestita¨ de colorado.


Las minas son así, hasta las que ahora están atrás del hipódromo son un poco histéricos. Pero y bang, o, pero, pero, pero, pero, pero, pero, pero, pero, pero y bang bang, siempre y cuando triki triki.


La decisión ahora está en vos, podés ser el mejor alumno de la clase, exigente pero laburador, y remarla hasta salir primero en las Olimpiadas de 10000 metros en agua dulce, o, morir en el intento, empezando a quedarte dormido en horas de clase, mientras la profe te clava un 1 en comportamiento. Después, poco a poco dejás de estudiar y no pasas de un 5 en los exámenes parciales. Tu vieja te pone en penitencia y ahora, o te ponés a estudiar y le metés a full hasta que la metés, o elegís repetir al año, o cambiarte de colegio. Siempre elegís cambiar claro, porque si no vas a ser el hazme reír de tus amigos, hasta que te recibas de marido.


Y también están los que van a lo fácil, esos son dos tipos, los que son asesinados por su propia billetera, o los tipo naa y hacen el amor con los ojos cerrados. Por eso, la frase que dice que el amor el ciego, es una verdad tan irrefutable que llega a ser la Biblia de muchos y el camino más corto para la caperucita roja.


Y a veces, el amor, también es sordo y mudo. Eso es tener sexo seguro aunque no uses Triki Triki. Y ese también, es el momento en el que no tenés e-mail, ni teléfono, ni blog, ni fotolog, ni Facebook, ni estás inscripto en el registro civíl ni nada. Y cuando te pregunta tu dirección, le contestás haciendo unas muecas muy extrañas que por supuesto ella no entiende.


La elegida, que todavía no viste, pero que por ese maravilloso sentido del tacto que tenés, preferirías que se vista, empieza a gemir (gemidos) y cuando abre los ojos, arriba de ella ya no hay nadie. El ciego-sordo-mudo es ciego, sordo y mudo pero no gil. La dirección que le diste, pero que no escuchó, es la que te lleva a 100 Km lejos de ella, y la que te dice cómo salir de ese mugriento telo, que elegiste por Rata, y porque obviamente no ves un carajo.


Y una histérica como yo también da vueltas para tratar de buscarle un final a este relato, que de mujeres histéricas se transformó en hombres que lo único que quieren es llevarte a la cama, aunque arriba de los yuyos o adentro de su Fiat 600 estaría bien. Por eso, esta historia nunca va a terminar, porque las mujeres vamos a seguir siendo histéricas, y los hombres, se van a seguir saliendo con la suya, con nosotras, con Carlos, o con Manuela.

Más que día de la bandera, mundial del 78.

Cuando se piensa en la Celeste y Blanca, cualquier gil se puede inspirar.


video

7.28.2008

UNA MEGA FUMETA (para vos Tyto)

Porque ser color primario nos hace ser los primeros. Los primeros que llegamos a vos, para que vos vuelvas a ser primero. Y así, la de plata solo sirva para hacer pulseritas.


Nos hace que la razón de ser de cada persona deje de ser una razón, sea una oportunidad. Creemos que hay que mirar el mundo con los ojos mas abiertos, sin descuidar que el sol nos encandile y mirarlo desde otro lugar, para dejar de ser protagonistas, pero pasar a ser subjetivos.


La vocación de las personas debe dejar de ser solo eso, y debe ser el medio para. El medio para poder ser uno entero, y multiplicar lo que creemos, lo que somos y lo que nos hace ser mas fuerte, sin necesidad de comer más Danonino. 


Y que cada 0 a la izquierda, sean 5 a la derecha. Porque encontrarle la quinta para al gato es mucho más fácil, y si querés 6, tomá 7. Porque se puede encontrar una aguja en un pajar, pero no en un costurero.


No queremos más maridos con el pantalón bajo, ni más canillas rotas.


Queremos que los gritos solo sean para cantar en la ducha y la ducha para lavar el cuerpo, y la cabeza, pero de la parte de adentro.


Para que el telón se cierre antes de que comienze la función y eso de que cada uno ponga su granito de arena no me gusta porque odio la playa y la gente escatima en todo menos en egoísmo. Eso es lo que piensan los negativos. The show must go on y los surfers no están en peligro de extinción. Y hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás, existe Papa Noel. Porque quiero ir al pinito de navidad, lleno de luces de colores y saltar de alegría mientras abro los regalos que me trajo ese gordito simpaticón. Por eso me gustan las chimeneas gigantes, los viejos verdes con barba de nieve, y dejar atado a mi Doverman para que no se coma a los renos. Porque están los que no tienen que ver para creer, y aquellos que ven y no creen nada, aunque la verdad esté sobre sus narices, aunque de ese modo, todos seríamos medio viscos. Y esos son los que luego, se pinchan con la aguja que no encontraron en el costurero, y no duele, porque han aprendido que la realidad existe solo en las telenovelas, y prefieren viajar a otra, donde la tele esté apagada, y el sol brille más, hasta que no les importe que los encandile, y tengan que cerrar sus ojos, pero para siempre.

 

7.25.2008

HOMBRES DE LOS ANDES BAJO EL BRAZO

SOMOS TIPOS SEGUROS

Leemos Los Andes, eso es seguro. Y seguro que esta noche cocina ella.

Somos conservadores, conservamos la familia, conservamos los valores, y también tenemos una tía que tiene conservas de tomate. Aveces, hasta conservamos la virginidad.
Tan seguros, que nadie nos quita lo bailado, pero cuando tiramos un paso, todos saben que no es el meneadito.

Un poco predecibles, es cierto, pero es mejor que sepan que vas a pasar en rojo, a que los tengas que llevar directo a la guardia del hospital.

La opinión de los demás nos interesa. Cuando nos halagan, nos ponemos colorados e intentamos sin pruebas de éxito ser humildes, aunque por adentro el ego sube, por eso lo de los chichones en la cabeza.

Y agarrate si nos critican, oídos no sordos a palabras necias y otro chichón, porque el orgullo creció para arriba como una flor... una flor de cachetada.

Nos gusta el lujo, pero no cometemos pecados capitales. Aunque... entre nosotros... envidiamos un poquito a los mejores. Creemos que atrás tenemos el 10, aunque por adentro sabemos que ese, ya tiene nombre.
 

5 DÍAS DE ATRASO!!!

Amigos. Allá, acá, abajo, arriba, al centro y adentro, en todos lados. Siempre hay lugar donde encontrar a un amigo, porque ellos, están siempre, a toda hora y en el mismo canal. Menos en las malas, porque cuando están, dejan de ser malas, me entendes? Y en las buenas…ni hablar!, cuando te ganas la lotería, cuando cobras la herencia de tu bisabuela, y cuando te ganas ese fin de semana de spa 5 estrellas para dos personas, y te acabas de separar de tu mujer… pobrecito, hay que acompañarlo, dice tu best friend.

 

Y decí que nadie te ha cortado los pies, porque con los dedos de la mano no alcanza. Están los de la infancia, los del barrio, los de la secundaria, los del laburo, los de la familia, la suegra, las ex novias que ahora son “amigas”, las ex suegras, que ahora son las mamas de tus nuevas “amigas”, el peluquero, y hasta ese invisible que tenías de chiquito cuando no tenías con quien jugar porque tu vieja te ponía en penitencia seguido, decía que estabas loco por hablar solo.

 

Amigos, que experiencia inolvidable es conocerlos más que a vos mismo, hasta la última peca de su rostro y amarlos más que al prójimo, como dijo Dios. A veces te gritan gay por la calle, pero no te importa, estás seguro que sos macho porque entre tu novia y tu amante estás más caliente que Cristi con las retenciones. Por eso, vas de la mano con él, se hacen chistes cachondos delante de los pibes, y se tiran besos cuando el te va a dejar en la parada del 152. Lástima que parada todavía no la tenés.

 

Digamos que es como un hermano de sangre, sólo que él es A y vos sos O, pero los dos son re positivos. Por eso nadie entiende por qué se viven peleando, los vecinos ya no pueden dormir y no te importa, vos hiciste un trato con el policeman del barrio, 2 birras por llamada, y encima salís ganando, porque a la cuarta cerveza se queda dormido, y no escucha el teléfono de la comisaría.Y como no es para menos, el carpintero de la vuelta, tiene más laburo, todas las sillas rotas se las llevas a él. Pero después de esa pelea que duró lo que duran dos peces de hielo en un Whisky on the rocks, y después de cin-cuenta putiadas, se amigan, perdón, se reamigan, porque no es la primera vez. Y como del amor al odio y del odio al amor hay un solo paso, siguen avanzando, pero de a pasos más cortitos. Ahora todo es color de lila, ahora se ríen a carcajadas, y se acuerdan de aquella vez, hace 2 largos minutos, que se revolotearon sillas por la cabeza. Y dicen que nunca volverá a suceder, aunque ambos saben que la cuenta regresiva ha comenzado.

 

Lo bueno es que tus amigos son tu agenda personal. Nada de gastar alarmitas del celu que después no te van a alcanzar para levantarte al otro día después de ese fernecito que estaba suave. Mejor preguntale a ellos, que además de consolarte por la resaca, te van a decir que a las 7, tenías turno en el psicólogo. 

 

Y valga la redundancia, te conocen más de lo que vos te conoces, mucho más. Che, cómo me fue ayer en la cena?, te fue bárbaro, comiste mucha carne y te repetiste el postre 3 veces. Ah si?, estaba rico?, sí, te encanto gil!, si no no te huebiras repetido. Ah!, tenés razón. O cuando no te acordas como saliste en el partido de ayer, y eso que no fue porque te taclearon y te quedatse inconsciente, sino porque él te lo puede decir mejor, y a vos, te gusta ir a lo seguro. Y seguro que ese es tu amigo.

 

Hasta cuando en el colegio de tu hijo te preguntan su DNI, lo llamás y te canta el 31.143.747. Y encima, ni siquiera tuviste que seguir haciendo millonario a Claro, porque sólo se lo haces sonar, y él ya sabe que tiene que hacer (te gusta más Personal, y te gusta más que no se te acabe el crédito). Eso es lo bueno, que se entienden. En tiempos de crisis, cuando vos te quedaste en la calle porque habías depositado dólares y recibiste dólares… em digo, patacones y él se acaba de comprar el BM porque depositó dólares, pero en Suiza, él te hace el aguante. Le paga a los pendejos el Instituto de Inglés, y paga la propina cuando salen a comer. Aunque siempre invita él. Eso es tener un amigo que estén en todas.

 

Total sabe que vos sos de fierro, y se lo vas a devolver, aunque sea con un muchas gracias, y de vez en cuando con un abrazo, y digo de vez en cuando, porque a él no le gusta mucho la idea, vos fuiste muchos años al gimnasio, y a veces sos un poco bruto y él, un poco intelectual y con menos músculos que popeye sin espinaca, se lastima con facilidad. Viste, se entienden de maravilla. Por eso estás siempre contento, más que cuando Cleto dijo no.

 FIN

 

SIN TÍTULO NI FIRMA PERO VENDE COMO COCA COLA

Porque no importa quién es el primero, ni el último.

Porque 2 y 2 son 4, 4 y 2 son 6, y si sabés como sigue son 16.

Porque un Guatemala en Disneylandia es sólo una canción. Y la deuda externa también nos robo el invierno y el verano.

Porque del amor al odio hay un solo paso, pero del odio al amor hay dos, y son más largos.

Porque no basta con entender la realidad para cambirla, si no, hay que cambiarla para poderla entender.

Porque no tenemos dientes, ni tampoco pan.

Porque para qué tener un hijo si no podemos darle de comer, los árboles que plantemos morirán con el calentamiento global, al igual que los pinguinos, y escribir el libro.. qué es un libro?

Porque hoy 10 mandamientos es mucho, y se resumen en un sólo: No cumplirás ninguno de los mandamientos del señor.

Porque los parques de diversiones se van a fundir, la mejor casa de terror es la nuestra, y ya nos aburrimos de jugar a los autitos chocadores.

Porque a los niños tendrían que bautizalos todos los días. El pecado ya no es original, es crónico.

Porque somos socios de la empresa más grande.

Porque la empresa está en quiebra.

Porque la empresa se llama Tierra S.R.L, sí, la responsabilidad es limitada.

Porque nos ponemos límites.

Porque los límites no existen.

Para que cambiar la realidad no empieze con un porque.

AVISOS TEXTUALES

Hay un lugar que está muy cerca, más de lo que vos crees, como cuando decías que que faltaba tanto para ser “grande” y ahora te gastas la mitad de tu sueldo en tintura para canas.

Un lugar donde la vuelta al mundo es una ironía y el océano atlántico es tan grande como el río de la plata.

No tenes que esperar 8 horas por el paro de Aerolíneas ni aplaudir cuando aterriza el Boing 147 y encima la azafata te dice en chino básico que te abrigues porque afuera nieva y vos hace 5 horas estabas con tus Ray Ban y tus Hawaianas putiando porque el técnico del aire acondicionado te había cagado.

Ese viaje en el que no tenés que pagar por exceso de equipaje y podes usar todos los días la misma remera, y no se te ensucia. Donde no tenés que pelearte con un vendedor ambulante que te quiere enchufar un cacharrito por 50 centavos, que es tan horrile que no lo queres ni regalado, pero que pensandolo bien sería el regalo perfecto para llevarle a tu suegra, y quedar bien, como siempre.

Donde no tenés que mandarle cartas cursi a tu novia que es una insoportable y encima está suceptible porque el pecesito se le murió. Mañana mejor le pegas un tubazo y encima pagás por llamada local.

Ese lugar lleno de palmeras y osos pandas. De edificios infinitos y desiertos desiertos, salvo algún alacrán que luchó por sobrevivir, pero que quizás mañana sea desayuno de buitres.

Ese lugar que no termina nunca, que es más infinito que el infinito y que empieza solo con un click.

 

Google Earth. La vuelta al mundo empieza desde tu casa.

VOLVI AL BLOG, Y ESTA VEZ PARA QUEDARME

UNA HISTORIA DE FANTASMAS

Hoy sentí una voz que no sé de adónde provenía. Cada vez sonaba más fuerte. Me asusté, pero no bajé los brazos, creo que porque estaba sosteniendo un jarrón de 20 kg. y viste, si los bajaba, no sé, iba a llamar al asesino como diciendo, dale, acá estoy, matame, soy tuya, gratarola, soy una tremenda pelotuda, y tomá la clave de la caja fuerte que tengo 9 palos verdes sólo para vos.

 Pero no, como nadie contaba con mi astucia, me quedé callada, sólo se escuchaba mi respiración entrecortada, el tic-tac del reloj, y de vez en cuando el ruido de alguna ambulancia que pasaba por la avenida. El ruido, o la voz, (ya no distinguía bien qué era) se sentía cada vez más fuerte, y según mí, más cerca, y la concha de la lora, no por hablar de adónde venía, sino adónde se tenía que ir

Entre la adrenalina y el miedo, la desesperación y éxtasis, y un poco de ganas de llamar al 101, miré a mi alrededor, y lo único que ví, fue mi escritorio, mi can que se estaba haciendo pipí del miedo, mi computadora personal... bue, personal es una forma de decir, unas revistas que si eran muy personales, y la cama, sin mencionar el vaso y las 6 birras vacías que estaban sobre el escritorio, pero eso está de más, obvio. Y espero  que no piensen que alucino sonidos extraños por el alcohol, de última hago la gran cohete espacial, y me voy un poco a volar a la extratósfera. Las birras, en mi mundo, sólo sirven para cuando estoy con las pibas, o cuando no pego un ojo, eso siempre funciona de mil maravillas, 2 chop de cerveza bien helada y a la cama, cuando te levantás no sabés si te acabás de tirar o ya es el otro día, porque estás en la misma posición, como si fueras la bella durmiente y el principe te va a levantar, sólo que los besos en esta historia, son de Simón.

Así que volví a mirar otra vez, Computadora, pipí, vaso, cama, cama, sí, abajo de la cama, y decidí meterme, pensé que como en las películas, ese escondite iba a funcionar. Cuando estaba seguro, me encaminé, y me pegué en la cabeza como un gil, sí, como un re gil, resultó ser un sommiere, y lo único que podía entrar por ese hueco eran cucarachas. Y la chica que limpia, hacía 4 meses no iba a casa, así que agarré un Raid que también había fichado mientras miraba la "habitación", si así se le podía llamar. Y como un loco asesino psicópata empecé a rociar el parquet. Y no quería parar. Pero me di cuenta, que el olor ese sí era un veneno, y a mí de chiquitito, por lo negra y por lo que me bañaba cada 3 días, me decían cucaracha. No quería suicidarme. Pero como esas cosas suceden nada más que en la fábulas, me tranquilizé un poco. Pero dado a que mi vida era como un cuento de hadas, y a veces de piratas, volví a caer en el limbo del terror.  Pero como soy media ciclotímica, sonreí, y no porque estuviera feliz, si no porque me acordé de mis épocas de pirata, eso sí era sentir adrenalina todo el tiempo, cuando estaba en casa con Fede, y me llamaba Pablo al celular, mientras Gonza me decía cosas indecentes por el msn, esa era una mujer pirata con huevos, no como los que ahora no tenía.

Cuando vuelvo en mí, do, re mí, fa, sol, la, si, me doy cuenta que la meada no era de Simón, era mía, pero gracias a Dios puedo decir que no me cagué en las patas. Cuando cuente la anécdota, no voy a tener que quedar como un gil sin mentir. Igual, mis amigos ya no me creen nada, ahora me dicen Gato negro, por lo negra, lo arrastrada, lo falsa, y lo yeta que soy, lo bueno es que todavía me quedan 4 vidas, y ahora ya me baño día por medio. 

Pero como esta es una historia de brujas de sombrero alto y nariz con pelos y granos peludos, fantasmas invisibles, un cuento de cuchillos con sangre y noches tenebrosas, de neblina y relámpagos de luz que te hacen ver sombras indefinidas y tumbas sin dueño, hay que contarla como una historia de brujas de sombrero alto y nariz con pelos y granos peludos, fantasmas invisibles, de cuchillos con sangre y noches tenebrosas, de neblina y relámpagos de luz que te hacen ver sombras indefinidas y tumbas sin dueño. Aunque quizás, con Banco Hipotecario, esta frase final puede revertirse.

Sin embargo, el pronóstico anunciaba que esta noche estaba estrellada, pero esa luz de luna llena hacía ver las sombras mucho más gigantezcas, y los sonidos no eran de truenos, si no de hombres lobo, que se transforman y cambian su piel cuando el reloj marca las 12, es en ese segundo en que el firmamento está de duelo, y los duendes durmen adentro de los árboles, porque la fiera está acercándose, esperando en alguna cueva llena de murciélagos que el ciclo de los astros vuelva a comenzar, para buscar presas fáciles, para volver a afilar sus colmillos y empacharse de carne fresca hasta estallar. El mounstro no ha desaparecido, está mutando.

Simón empieza a ladrar, cada vez más fuerte, entre gruñidos y cola entre piernas. Está lleno de pánico. Es una alarma, que te dice que salgas corriendo, o esperés sigiloso, hasta que lo peor aparezca ante tus ojos. Todo está oscuro, y el silencio esta vez te aturde. Tic-tac, tic-tac, el reloj marca las 12. Y sale el cucú, inadvertido, ahora te volvés a aturdír, y el pájaro indefenso parece un condor diabólico, con sus pezuñas afiladas, sus alas abiertas, y sus ojos amarillos, y poseídos. Sale, vuelve a salir, una y otra vez hasta contar hasta doce. Y yo no estoy muy segura de que fueron 16.

Se abre la ventana, y un viento frío comienza a ponerme la piel de gallina. La cierro, pero el viento huracanado es más fuerte que yo. Y lo que parecía silencio absoluto se transforma en una música de suspenso. Ahora, los pasos se sienten otra vez en la madera vieja, pasos cuidadosos pero penetrantes. Mis revistas se vuelan, las velas se apagan y la pantalla de mi máquina hace un corto circuito y unas chispas luminosas se desparraman por el aire. Silencio otra vez, de repente el vaso se comienza a mover, como en un conjuro de libros con polvo; llega hasta el borde del escritorio y estalla en el piso, convertiéndose en un millón de piezas de cristal, lo único que queda intacto son las sombras fantasmagóricas . 

Estoy descalzo, y no me animo a moverme. Los pasos se aproximan cada vez más y ahora más rápido. Los muebles crujen. Y Simón? Simón!, lo llamo con un susurro, cachorro!, lo llamo con una lágrima. Simón no está. Ahora sí estoy sola, mi mejor amigo fue devorado por las sombras. Lloro un poco más fuerte. Agarró una botella de vidrio, ya no queda más alternativa. Es él, o soy yo. Morir, o vivir para contarlo. Siento un aullido, después otro. Trato de pensar, pero lo único que pienso es en el miedo. Me siento, y me acuerdo de que alguna vez quize llamar al 101. Pero si llamo al 100, a mi vieja, al delivery o a niños golpeados está bien. Quiero hablar con alguien. Quiero que alguien me venga a rescatar de esta pesadilla. Quiero un helado de chocolate. Quiero más, no, no se lo merece, me dice Jaime. Quiero que suene el despertador y mi mamá me de un beso y me diga que es hora de ir al colegio, que tengo que ir a rendir el final de matemáticas. No me importa nada. Quiero despertarme y estar al lado de mi novio y que afuera entre las hojas verdes de los árboles canten los pajaritos. O levantarme un día normal, con los besos de Simón. Pero Simón ya no está. Ya no voy a tener con quién jugar a la pelota, ni con quién revolcarme en verano cuando las praderas estén verdes.

Con la botella en la mano, como si fuera un soldado de guerra, me pongo de pie decidido, firme, casi a punto de empezar a marchar. O a marcharme de acá para siempre. Ya no puedo perder nada. Ya gané mucho en esta vida. Hay otros que todavía están esperando allá afuera. Mi corazón late más fuerte. Se escucha más fuerte que el despertador que tenía que sonar para despertarme para ir al colegio, pero que todavía espero. 

Abro la puerta, no hay nadie. Voy apuntando con mi Quilmes calibre 42. Siento un ladrido abajo, pero veo entre la oscuridad, y con las pupilas del tamaño de mis ojos, un rasto de sangre. Los ladridos desaparecen. Noo, Simón no por favor, matenme a mí, pero no a mi Simón, él es inocente. Y lo que era un pensamiento turbio, resultó un grito. Sin darme cuenta estaba reclamando por él, ya no me importaba que supieran adónde estaba. Éste era el fin.


Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiinnnnnnnnnnngggggggggggggggggggg. Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiinnnnnnnnnnnnnnnnnnggggggggggggggg.

Martinaa levantatee que tenés que ir al colegio!!, Martinaaa, dale que te voy a dar una cachetada si no te levantás. Dale que vas a llegar tarde al exámen y si no aprobás vas a repetir y ahí te la vas a tener que ver conmigo. Vas a ver ehhh. No te voy a dejar salir en todas las vacaciones. Daleeeeeee. Levantatee a las 1, a las 2 y a las 3, yaaaaaa. (cachetada)

Basta mamáaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.


 



3.25.2008

HISTERICAS AL BORDE DE UN ATAQUE DE NERVIOS

Aprovechando que el Pen está lejos, y ahí tengo varios trabajos, les muestro este COLLAGE, que hize en mi honor.

No es muy bueno, pero es lo que hay, y como hay que ver evolución, que mejor que este ejemplo.

Arrivederchi.

E de más.

3.23.2008

FUE LA LUCHA, TU VIDA Y TU ELEMENTO



Empezamos un nuevo ciclo lectivo.
Así es la escuela.
Así es la educación dos mil ocho años, dos meses y veintitres días antes de que nazca Jesús.
Sarmiento se equivocó de libro.
Sarmiento se equivocó de nombre.
Civilización?

Barbarie desalfabetizada.
Con la luz de tu ingenio iluminaste la razón, en la noche de ignorancia.(????)
Padre del aula, pero mortal.
Así estamos.

FELIZ INICIO DE UN AÑO LLENO DE FERIADOS, DE APLAZOS Y DE RECREOS MÁS LARGOS!!

20 OTOÑOS DE LOCURA

LA HOJA PUNTIAGUDA

Llegó el otoño!, anunciaban varios carteles de la calle principal de la cuidad, anticipándose a la efímera llegada de la estación del viento y de los colores que según vos eran los más lindos, el amarillo y el naranja.
Aunque no sabías leer, entendías por algunas imágenes de los carteles lo que estaba pasando, y te asustabas. Al igual que en el verano, en estos tiempos todos empezaban a cambiar de color, menos vos, que no te desteñías ni aunque te pintaran vuelta y vuelta, pero todas las otras iban gradualmente volviéndose más amarillas.

Era raro, de eso estabas segura. Una confusión muy grande para una mente tan pequeñita como la tuya, no sabías si asustarte o no. Por un lado SI debías asustarte, pensabas, evaluando la situación. En un primer lugar estaba el cosuelo de tontos, el de una desgracia es que los demás también la padezcan, pero este no era el caso, vos no la padecías y no entendías el porqué. Si realmente era un mal, una desgracia que les estaba sucediendo, te salvarías vos, y solo vos, y con eso, que ganabas?, ¿Con quién ibas a hablar cuando la soledad te dejara solo?, ¿Con quién ibas a bailar cuando se prendiera el CD de la brisa de medio-día?, Ahora sí, te asustas más. Pero sólo en ese momento pensas que has alcanzado el 100% del miedo que existe en el mundo, pensaste en el 120%, pero eso te parece que es una metáfora, y que solo sirve cuando querés exagerar algo... y sí huevon, te dice tu inconsciente, es como para exagerar, y le apostas al 120.

Pero de repente volvés a la realidad, y todo lo que habías meditado se te va de las manos, todo se va a la mierda en 2 segundos. Claro, la realidad nunca es buena, y habías evaluado solo una opción, pero una lamparita se prende sobre tu puntiaguda cabeza. Te acordas de la segunda opción, que en realidad es segunda pero que se te acaba de ocurrir, por lenta. Que pasaría si la única boluda, malasuertuda, yeta, y “viste un gato negro reflejado en una bola de boliche”, eras vos?, vos eras la diferente, la desgraciada y la poseedora del mal, no eran tus compañeritas... Y, es lógico acotás, es mucho más fácil que una sola persona (en el mundo de la hoja, se entiende) tenga mala suerte, a que 1000, y de repente te acordás del dicho, ese que tu abuela te contaba (cada vez que te olvidabas La Cenicienta en tu casa), la frase decía “más vale 100 en mano, que pájaro volando”, no!!, que gil!, no te ilusiones campeón, lo que decía era “mas vale pájaro en mano que 100 volando”, sí, desafortunadamente ese era tu destino, el encierro, todas las demás estarían en libertad y vos no?, no era que los derechos de los demás empezaban donde terminaban los tuyos?, es injusto, pensás, no vale que yo no pueda, pero te das cuenta que ese tema de los derechos que acabas de pensar, no tiene nada pero nada que ver.

Y si loco, sos enroscado, tu papá y tu mamá eran enroscados, tu tía era enroscada, el verdulero de la esquina era enroscado, como vos no te ibas a enroscar?

Entonces decidís comenzar a pensar en frío, te acordás que hay cosas peores, como esa vez que a tu amiguito lo agarró uno de esos seres humanos llamado niño y lo metió en la boca de su tortuga para que se lo coma. Sí, pensas, hay cosas peores, pero me empecé a enroscar otra vez, 1,2, 3 basta!

Te acostas a dormir en la ramita de siempre. Pero esa noche es terrible, es inigualable, perturbadora y vengativa. En vez del CD de la brisa del medio-día, te ponen uno de rock pesado, con un ¼ de cumbia y un toque de tornado de media-noche. Pero igual decidís tratar de dormir, de última está oscuro, pensas suspicazmente, mañana, cuando me levante con la luz será peor. Y te dormís. Al otro día cuando te despertas todo está en calma, el silencio invade una mañana fría, con pocas sombras. Es el silencio de la libertad, pero desgraciadamente no es la tuya. Todas se han ido.

Esta solo, y de vuelta, tonto, buscas el consuelo (el de tontos como siempre). Hay tantas hojas solas, colgando por ahí tristes, esperando su turno. Ya te va a tocar, te acordas también otro dicho de tu abuela, “los que ríen último ríen mejor”, y te acordás cuando tus amiguitos te ganaban en las carreritas de tu barrio, y vos llorando, ante la humillación ibas a sus brazos.. Y seguís desapercibida mirando a la gente que pasa apurada y sin percatarse de algunas cosas que vos desde tu casa sí considerás importantes. En fin, mañana quizás sea el día señalado.

FELIZ OTOÑO!!!







3.22.2008

SE PARÓ

video

SPOT DE TV VIAGRA